Betahaus Barcelona Betahaus Barcelona

Betahaus

Generando vínculos con espíritu Beta


Des de l’obertura del primer Betahaus a Berlín l’any 2009, la xarxa de coworkings amb l'”esperit beta” ha crescut a altres ciutats com Hamburg, Sofia i Barcelona, on va obrir la seu al barri de Gràcia l’any 2013. La versatilitat i varietat d’espais en aquest edifici complet, de la planta baixa al terrat, inclou els tallers i les sales d’actes, siesta room i meeting room, i l’extensió de la inquietud, la creativitat i les idees obertes en un espai social, físic i virtual.


¿Nos podéis explicar cómo encontrasteis el edificio de Betahaus, y de qué manera y con qué criterio y objetivos decidisteis reformarlo? ¿Qué arquitectos/diseñadores lo llevan a cabo o ayudaron con las ideas de la reforma?

El edificio de Betahaus se encontró después de una intensa búsqueda por toda la ciudad, que implicó seleccionar doscientos edificios y visitar más de veinte. Y, cómo no, con un poco de suerte, ya que fuimos afortunados al encontrar un edificio industrial con características más propias de Poblenou, pero situado en el barrio de Gracia.

Originalmente el edificio, de más de cien años, fue durante mucho tiempo una fábrica de material de montañismo, botas, sacos de dormir y tiendas de campaña. Posteriormente paso a tener cuatro plantas más y se convirtió en una fabrica de temporizadores de iluminación publica. Luego pasó por una etapa de semiabandono, donde el espacio principalmente se utilizó como deposito del material deportivo de las escuelas de alrededor. Por último estuvo unos veinte años totalmente abandonado, hasta que aparecimos nosotros.

El criterio para encarar la reforma es primeramente poner en valor y en funcionamiento un edificio abandonado donde nada funciona, empezando por cableados, luz, etc. A su vez, esto se hizo conservando el aspecto industrial y el patrimonio, pero adaptándolo a nuevos usos priorizando la luz natural y el confort general.

Los primeros arquitectos involucrados fueron Marc Binefa, Montse Fusano y Jordi Subirás, que aportaron las primeras directrices del proyecto general. Aún así, el aporte fundamental en cuanto al diseño interior del edificio quedó a cargo de Pedro Pineda, que se incorpora más tarde al equipo también como socio. Es él quien tenía un profundo conocimiento del uso del coworking como espacio, y es quien aún actualmente sigue diseñando el espacio.

¿Cuáles son los objetivos y las actividades promovidas por Betahaus hasta ahora, y las previstas a corto-medio plazo?

El objetivo principal de Betahaus es brindar un espacio abierto a profesionales apasionados por lo que hacen. Somos un lugar de trabajo enfocado a individuos que quieren conciliar su vida laboral con la social. No ofrecemos únicamente un escritorio y una conexión de WiFi, sino que queremos trascender el mero hecho del lugar de trabajo tradicional donde las relaciones interpersonales quedan ceñidas a la cena de empresa una vez al año.

En Betahaus todas las semanas hay eventos, sobretodo relacionados con el área de la emprendeduría y los autónomos, aunque también nos enfocamos a eventos de comunidad, que tienen como principal objetivo que la gente se conozca y genere vínculos.

Esperamos poder hacer seguir creciendo nuestra comunidad, que actualmente es de doscientos miembros. Este crecimiento posibilitará que las oportunidades que se generen en el espacio sigan aumentando. Queremos que cada miembro se sienta como en casa, y que aquí encuentre todo lo necesario para tener éxito profesional. También queremos abrir la puerta a que la gente descubra cosas nuevas, ya que creemos que actualmente las personas no se apasionan solo por una cosa. Esperamos que en Betahaus puedan encontrar también esa posibilidad de aprender nuevas cosas.

¿Cómo se organiza y funciona el centro, y cuáles son los perfiles de sus miembros y usuarios? ¿Qué característica destacaríais, como singular, original o propia de Betahaus, respecto a otros coworkings? Y, en este sentido, ¿son parecidos los espacios Betahaus funcionando en otras ciudades, o cada uno tiene su propia personalidad y un tipo particular de espacios y usuarios?

Somos un equipo bien estructurado donde cada uno tiene sus tareas específicas, pero a la vez se trata de un espacio muy solidario, ya que Betahaus no deja de ser una pequeña empresa donde todos tienen que saber hacer un poco de todo. El equipo esta compuesto por un CEO, un CMO, un COO, un EXPERIENCE DESIGNER, una EVENT MANAGER y una HOST MANAGER. Entre todos nos encargamos del día a día y de la estrategia a medio/largo plazo. Igualmente, contamos con otras personas que colaboran activamente en la creación, desde el espacio y sobretodo desde nuestro Taller.

A nivel de diseño, nuestra mayor singularidad es que podemos autoproducir nuestro propio mobiliario. Todo el diseño esta concebido ‘in house’ basado en la experiencia propia y la de nuestros usuarios, que son de los que tomamos el feedback a la hora de implementar cambios. El aspecto colaborativo para nosotros no se acaba en compartir un mismo espacio, sino que lo trasladamos al diseño. Queremos que Betahaus sea una experiencia, y el sitio donde comenzar para lograrlo es a través de un diseño que propicie eso. Hay otro aspecto que nos hace diferentes: somos más de doscientos miembros, y esto no se repite en ningún otro espacio de la ciudad, cosa que da un valor único a nivel de las dinámicas de colaboración que se crean.

Respecto a los Betahaus en otras ciudades, cada uno de ellos se ha desarrollado de acuerdo a la ciudad donde se encuentra y a la época en que aparecieron. Por ejemplo el Betahaus de Berlín, por ser el primero, ya tiene más de cinco años y unas dinámicas bastantes establecidas. Aún así, lo que nosotros llamamos el ‘espíritu beta’ es el mismo en todos ellos, y todos nuestros miembros se sienten ‘como en casa’ cuando tienen la posibilidad de conocer el Betahaus de otra ciudad.

¿Conocéis casos parecidos a Betahaus en el panorama europeo o barcelonés? ¿Tenéis referencias o modelos para vuestro centro a la hora de ponerlo en marcha? Y con vuestra aportación y actividad, ¿de qué manera creéis que participáis en promover/apoyar a la cultura y la creación?

Actualmente hay muchos espacios de coworking en todo el mundo, y de todos ellos siempre puedes aprender algo. Tenemos la suerte de tener muy buena relación con centros como Republikken en Copenhague o Sektor5 en Viena, con los cuales siempre compartimos reuniones y buenas prácticas. Aún así, siempre hemos intentando seguir nuestro propio camino, sin intentar ‘copiar a nadie’, equivocándonos y fallando las veces que sean necesarias. Creemos que esta es la forma de hacer las cosas, si quieres ser innovador en este sector: no mirar tanto para el costado, sino por el contrario centrarte en lo que tú crees y hacerlo sin temor a equivocarte.

Creo que, justamente, otro de los factores que hacen ‘único’ o ‘singular’ a Betahaus Barcelona es que lo hemos hecho a nuestra manera, siguiendo el camino que nosotros creíamos correcto. Es decir, haciendo el coworking del que nos gustaría formar parte.